lunes, 23 de marzo de 2020

Editorial

EL COSTO DEL COVID 19 SIN SALIDA
Colombia, ya con la velocidad más alta de registro de casos importados por virus llegados en Jet por aeropuertos libres por varias semanas y fronteras permeables sin control  estricto. 
Surge una propuesta audaz de 4 días de aislamiento muy bien recibida por la ciudadanía, era lo que la mandataria capitalina podía hacer,  ahora se une el país por 15 días más, científicos advierten que 15 días no es suficiente, más aún cómo están entrando casos nuevos seguramente habrá otra extensión y también, porque en realidad cuarentena es 40 días. Eso podrá minimizar el riesgo de contaminación o reducirlo. No hay medicamento no hay vacunas, no hay nada más sino una cruda realidad.
La medida salvavidas única opción hoy, reducirá la economía a su mínima expresión. La Alcaldesa dio una ventana de alivio: la ciudad paga los servicios públicos de sus habitantes. Otra medida pragmática con la resolución rápida, ayuda en una crisis que se hubiera podido evitar desde el Gobierno Nacional.
La medida no rescata el país pero es pragmática y así deben ser las medidas en adelante.
Hoy, es el rescate pero no en la política de la bolsa de la burocracia sino respiro directo en el bolsillo de todos los colombianos. No el populismo,  no son estudios o planes o proyectos simples en la política.
Es que para rescatar la economía hay que irrigar los bolsillos de todos por igual y todos por igual necesitan de agua, gas y luz. El pobre y el rico si es que quedan ricos en este país después de esto: el empleado, El desempleado, el empresario, el contratista tienen que pagar luz y agua pero la ciudad los pagará,  así se hacen las cosas para todos eficazmente. Podría ser la nueva política, la esperada, buen ejemplo. 
Además  si se doblan los subsidios de las Cajas de Compensación a los niños  durante 6 meses, se irriga la economía vía madres a sus hijos, si a los pensionados en lugar de reducir de la pensión se les aumenta a todos en alguna suma fija, también se irrigara la economía porque los pensionados se lo dan a sus hijos o a sus nietos en necesidad, los mayores son los guardianes de la familia. La forma directa es la eficaz. 
En la cosa demorada y planeada en burocracia Aún escuchamos propuesta nacional de devolver el IVA a unos pocos pero eso no es claro, o de bajar un pequeño porcentaje a la gasolina cuando el petróleo está menos de la mitad, mientras el 4 por mil se sigue cobrando y la gasolina sigue cara, los peajes altos y así sucesivamente.  
Aún el gobierno queda pendiente de cobrar impuestos solo aplaza, pero no puede controlar la devaluación, es que con el golpe al peso colombiano de más del 30% ¿a quién le va a cobrar impuestos? La quiebra generalizada de empresas pequeñas medianas y grandes va a causar el caos y hambre por el desempleo. 
Que no digan los fondos de pensiones privadas que no pueden pensionar a las personas porque se evaporó la plata y el riesgo es según eso del ahorrador, y menos proponer una reforma al sistema público de pensiones. Es el privado el que debe reformarse. 
Hay que recuperar la base productiva de la economía y tener mayor empleo para que la pirámide se mantenga. La solución no es quitar pensión y reducir pensiones porque  es menos que mero un artificio matemático. Los empleados no pueden sostener las ganancias de los fondos de pensiones si no los fondos de pensiones son para que aseguren el futuro decente de un pensionado. 
El sistema de salud debe ser revisado no para quitar beneficios a los enfermos. El sistema de salud está enfermo porque los intermediarios no tienen un sistema de  calificación de calidad de cara al usuario sino en general, tienen una operación que controla costos. Y el sistema de salud se recupera cuando de trato digno a los usuarios.
Hoy en esta crisis, todo el sistema de salud debe demostrar una capacidad de eficiencia absoluta de los héroes de blanco que saben cómo hacerlo pero esperamos, que la burocracia permita que el sistema sobreviva y si claro, necesita un enorme apoyo de los servicios de ingenieros militares y policía para hacer una infraestructura alterna al estilo que hace 100 años lo hizo España o que hoy también lo hace adecuado  bodegas para hospitales o si se quiere, en edificios de hoteles o edificios decomisados adaptados con colchones para camas y equipos electromecánicos hechos en Colombia que parece alguna universidad de Medellín hace cientos por semana, hoy tocará en estado de excepción invitar entre los estudiantes de cuarto y quinto  año de medicina, ingeniería y estudiantes de paramédicos y pensionados o retirados en alguna época del sistema,  sabios y muy diligentes para hacerse cargo de los más importante ahora: ayudar a los contagiados.
Otra estrategia práctica pero eficaz y sobre todo necesaria
Colombia tiene que cuidar de sus colombianos, en pocas horas finalmente cerrarán los aeropuertos pero iniciará una crisis profunda.
Necesitamos medidas prácticas no políticas burocráticas. La vida de cada uno de nosotros incluida la vida del presidente, es igual de importante la vida es sagrada no hay tiempo de la virus política o de la bolsa de la burocracia. 
En la práctica todos somos iguales, ruego a todo el gobierno que tome en serio la estrategia, que sean prácticos y contundentes, que no duden haciendo propuestas, artículos, decretos y balances entre partidos políticos, hagan ya hospitales de campaña, estrategias de curación de las personas, no esperen más , no se valen las medidas tardías. Permitan libre importación de elementos y fármacos para el control del virus
Se vale que todos somos iguales y que a todos hay que salvar hoy del virus, mañana es tarde,  escuchen los científicos como el doctor Patarroyo, escuchen a los médicos, escuchen a las enfermeras y escuchen a los más importantes, los pacientes.
Y luego escuchen la lógica de la economía.
El banco de la República tendrá que sacar los dólares para frenar la devaluación y emitir pesos a pesar de que cause inflación pero, hay que pagar a la gente, hay que irrigar la economía en el bolsillo de cada uno de los 40 millones de colombianos no la bolsa de la  burocracia del país o se sigue colapsando.
Dios está acompañando a la ciudadanía, eso sí preste mucha atención sus instrucciones de #quedateencasa.
Es la nueva política en Colombia, pragmática, es de salvar vidas y de rescatar y de desvare a la economía desde el bolsillo de cada ciudadano y no desde los planes de la bolsa de la burocracia.
En otros países, el gobierno ha pensado en ayudar a toda la población. Se ha mencionado que en Estados Unidos pudiera haber entregas directas de dinero a cada persona  para que se dinamice la economía, en Europa se ha pensado en condonar deudas.
Nuestros hermanos latinoamericanos desde Chile no van mejor. Gran parte de los vuelos internacionales han sido cancelados o porque no hay permiso para aterrizar o porque no hay pasajeros. Y es que a las restricciones de viaje corporativo y de turismo se le suma la suspensión de los eventos empresariales, ferias, conciertos y de deportes.  
Con esto, las aerolíneas,  los servicios hoteleros, restaurantes, el ocio el turismo  y conexos están próximos a la bancarrota. El Presidente Trump dijo " les sugiero decir disfruten su casa" similar a lo que la Alcaldesa de Bogotá propone #mequedoencasa quien coordinó con otros mandatarios y  con el Presidente Duque,  un ejercicio importante para contener la propagación del #Covid19.
El comercio en sus actividades básicas muy locales está autorizado y el funcionamiento de servicios básicos y de emergencia. Toda la población agradece una medida temprana en medio del temor debemos  sobrevivir.
Estas medidas están intentando tardíamente en España e Italia pero son la esperanza.
Bogotá que estaba organizando un dinamismo para aumentar su horario de  actividad lúdica y comercial en medio de alerta y pico y placa ambiental por disolver la pésima calidad del aire  causada por vetustos motores diesel, un panorama que cambió y que hay que enfrentar por la salud no por los intereses de monopolios.  
Bogotá ciudad difícil de manejar tiene un liderazgo propositivo que logra el apoyo ciudadano. Todo está debidamente organizado y eso si quien incumpla puede tener sanciones muy fuertes.
Hubiéramos agradecido mucho a China de no haber dejado salir el virus. Luego se la hubiéramos agradecido mucho a Europa o a la OMS pero nos toca a nosotros hacerlo y eso va a crear un nacionalismo que tendrá un resultado positivo. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario